Sobre la TV por Internet y la TV digital

Hay muchos ejemplos de cómo el sistema de producción actual obstruye el avance tecnológico y el camino hacia la satisfacción de necesidades. Esa obstrucción les permite a las grandes empresas un mayor control de la producción y un mayor monopolio. Un ejemplo típico es el de las empresas telefónicas, que con los mensajes de texto en los celulares, retrotraen la realidad tecnológica a la de los extintos aparatitos de radiollamada, cobrando infinitamente más caro el acceso a servicios como el correo electrónico o las llamadas de voz. Mucho peor, las telefónicas ponen mil y una trabas a la comunicación por Internet; está claro que hoy en día cualquier comunicación de voz y video podría ser gratuita, pagando solamente el costo de la conexión a Internet, pero ellos prefieren seguir cobrando aparte por algo que está claro que puede ser gratuito.

Opino que la TV digital es otra de las grandes estafas de nuestro sistema de producción. Disfrazada de gran avance tecnológico, con el argumento de que permite meter en el mismo espectro de ondas muchas más señales de mayor definición, la TV digital llega con todo, obligando a que se produzcan millones de nuevos decodificadores, televisores, etc, compatibles con la nueva norma. Lo que nadie dice es que en la actualidad ya existe un sistema mucho más barato y rápido y eficiente para la TV que es Internet.

Y lo que es peor. La TV digital no solo tiene mayores gastos de producción (y por lo tanto mayor energía usada y por ende mayor despilfarro de recursos naturales) que el desarrollo de la TV por Internet, y no solo obliga a las personas a gastar dinero en nuevos aparatos para tener el mismo servicio, sino que además es mucho más injusta. Si bien permite que haya más señales que las actuales (el actual sistema de televisión es infame por la concentración salvaje de la oferta), la oferta sigue siendo reducida, y para poder tener un canal de televisión sigue siendo necesario invertir mucho dinero, cosa que está al alcance de las grandes empresas. En cambio, la TV por Internet permite que casi cualquiera (por no decir cualquiera) pueda armar su propio canal y transmitir para todo el mundo. Y no solo eso, sino que no hay ninguna limitación de ondas, por lo cual la cantidad de canales en la red es potencialmente infinita, permitiendo, además, liberar las ondas utilizadas actualmente en la TV para otros fines útiles.

Por eso, yo creo que es necesario apoyar la televisión por Internet. Por supuesto, la TV digital se va a implementar, van a vender sus aparatitos, van a seguir tratando de controlar la opinión pública, van a seguir poniendo trabas al desarrollo de una Internet más accesible a todos, etc. Pero depende de nosotros apropiarnos de los medios que nos van a traer más libertad.

1 comentario

Yamandú Cuevas

Si. De nosotros y de que el sistema educativo nos de herramientas para darnos cuenta de esto y poder revertirlo. Por eso celebro el Plan Ceibal, aún cuando a los niños puedan faltarle otras cosas en las escuelas (inclusive energía eléctrica). Porque educar (bien) es ayudar a los individuos a obtener los más amplios márgenes de libertad que se puedan lograr en el orden social en que vivimos.

Responder a Yamandú Cuevas Cancelar respuesta